Make your own free website on Tripod.com
Editorial     |   home
Editorial   |   HISTORIA GENERAL   |   VOLCANES   |   FLORA Y FAUNA   |   ECOLOGIA   |   VISITA GUATEMALA   |   LOS MAYAS   |   LITERATURA   |   FOTOGRAFIAS   |   FOTOS PERIODISTICAS   |   OTROS TÓPICOS   |    AMERICA CENTRAL   |   PREMIOS NOBEL C.A.   |   ROCK EN ESPAÑOL   |   REFLEXIONES   |   HUMOR LATINO   |   FRASES CELEBRES   |   POESIA   |   ENLACES   |   CONTACTO
 AMERICA CENTRAL

GUATEMALA      El SALVADOR

HONDURAS         NICARAGUA

COSTA RICA      PANAMA                                    





 EL SALVADOR
Para los acuáticos
Ven al litoral salvadoreño a darte un chapuzón en las exóticas playas del Pacífico, y de paso prueba lo mejor de sus gastronomía.
La mariscada es la reina del Puerto de La Libertad.


Si quieres playas distintas a las de siempre, te espera en Ahuachapán la Barra de Santiago. Ahí tienes que alquilar una lancha para atravesar los manglares y encontrarte con las playas cercanas. ¿Quieres conocer los arrecifes? Date una vuelta por Los Cóbanos, a 85 kilómetros de San Salvador, y disfrutarás de estos bajíos de mar, que dicho sea de paso son los más grandes de las costas centroamericanas.


Estás en San Salvador y no te suena una larga travesía, pero se te antoja disfrutar de las olas del mar, San Diego, en La Libertad, te espera a sólo 25 minutos de la capital; un poco más adelante encontrarás en Puerto donde podrás apreciar la pesca artesanal. Si lo tuyo son las tablas de surf y las olas, sólo agrega 15 minutos a tu viaje y estarás en El Sunzal, cuyas olas gozan reconocimiento internacional.
El Estero de Jaltepeque y la Costa del Sol son las playas más buscadas para los deportes bajo el sol. Sus modernos hoteles ofrecen gran confort a los visitantes. Nunca la luna fue tan hermosa como en estas playas ubicadas en La Paz.




Para los Hidrofóbicos
Te cansaste de volver a las clases y a la oficina con ampolladuras en todo el cuerpo y un cansancio milenario. Necesitas a gritos unas vacaciones sabáticas en un lugar tranquilo y con aire puro...
Refugiarte en uno de los hostales de Apaneca, en Ahuachapán, el pueblo de montaña más alto de El Salvador será relajante, si además visitas la laguna Verde o la de Las Ninfas. Además, Ahuachapán te inicia en la Ruta de Las Flores, que te lleva a poblados como Nahuizalco y Juayúa, en los que además de bellas artesanías podrás disfrutar de platillos cuya preparación se pierde en la historia de estos pueblos.
El norte El Salvador es una caja de sorpresas. La carretera que te lleva a Chalatenango te muestra qué producimos: en Aguilares, la caña y ya en el departamento, la ganadería, además de las milpas y las plantaciones de verduras. Pero tienes que subir hasta La Palma y San Ignacio para descubrir las maravillas de los talleres artesanales, por los hoteles ni te preocupes. Ahora si quieres poner a prueba tu resistencia cardiovascular, sube hasta El Pital, la mayor elevación de El Salvador.
Deja vú
Si has planeado algo diferente, lo mejor es un recorrido por el patrimonio cultural. Las ruinas de Tazumal, en Santa Ana y San Andrés, con su interesante museo se prestan para tus fines. Fueron descubiertas hace 25 años y por decreto de la UNESCO son patrimonio de la Humanidad. Las ruinas de Joya de Cerén son un fiel documento del día a día de los Mayas hace 1,400 años. Están ubicadas en San Juan Opico, La Libertad.
¿Historia reciente y ecoturismo? La Ruta de La Paz es la alternativa. Antiguos campos de batalla han dado paso a un lindo y templado paraje que invita a disfrutar de la tranquilidad y los deportes de montaña, como la escalada y el ciclismo. Visita Perquín, Morazán, donde también hay un museo.
El tiempo se detuvo frente a las casas de Suchitoto, en Cuscatlán. Conserva sus fachadas coloniales y la cercanía con la laguna de Suchitlán, enmarcada en lindas montañas y tapizada de ninfas, destino para las almas que buscan la tranquilidad de la naturaleza.


 GUATEMALA
Para acuáticos:
Si lo que buscas es conocer diferentes lugares con mucha agua y sol, te damos un recorrido por los distintos destinos en donde la puedes pasar muy bien.
En el altiplano del país se encuentra Chichicastenango, ciudad famosa por sus artesanías. Destacan sus tejidos, particularmente el huipil o blusa femenina, elaborado con tres lienzos confeccionados en un telar de cintura. Su colorido, así como sus diseños florales y en zig zag, aparece también en los tzutes o pañuelos ceremoniales, usados por los hombres como tocado de cabeza durante las fiestas.
La fabricación de máscaras talladas en madera ha hecho también famoso a Chichicastenango. Las máscaras son usadas por los danzantes en los bailes tradicionales, pero también son apreciadas también por su valor decorativo.

El viaje a través del Río Dulce te permite conocer en pocas horas aspectos de la historia, la gente y la naturaleza de la costa atlántica de Guatemala. Desde la fortaleza colonial del Castillo de San Felipe, hasta el puerto garífuna de Livingston, las embarcaciones navegan entre bosques de mangle, refugio de muchas especies de flora y fauna, como el lagarto acutus. El cañón cercano a la desembocadura del río ofrece un agradable espectáculo visual de aves y vegetación tropical.

Para los Hidrofóbicos:
Si la playa no es lo tuyo y quieres pasar unas noches increíbles conociendo Guatemala y su gente, empieza por la Ciudad Capital.
Con el correr del siglo XX, Guatemala ha experimentado muchos cambios. De la primera mitad de esta centuria datan edificios como el Correo, la Policía Nacional, el Palacio Nacional y la iglesia Yurrita. El inicio de la segunda mitad del siglo se marcó con la incorporación de la obra plástica en la arquitectura, cuyos exitosos resultados se observan en los edificios del Centro Cívico que guardan murales de artistas nacionales de la talla de Carlos Mérida.
En la noche haz un recorrido por la Zona Viva. Allí encuentras muchos lugares para bailar, conocer gente y disfrutar una deliciosa cena, o simplemente gozar de la compañía y el ambiente.
Para hacer un viaje a través del tiempo, no dejes de visitar la Cuidad de Antigua Guatemala, fundada en 1543, al pie del volcán de Agua.
Esta ciudad colonial no ha perdido su encanto. Un recorrido por las calles empedradas de Antigua te permitirá apreciar la belleza plasmada en sus edificios públicos, monumentales iglesias, conventos y viejas residencias construidas con arquitectura barroca. Por su valor histórico y cultural, esta ciudad fue declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

También puedes ir a las playas de la Costa Sur, tierra de palmeras y playas. En tan sólo 45 minutos en carro llegas al Puerto de San José o al Puerto Quetzal, donde puedes degustar pescado fresco, disfrutar las delicias del Mar y claro, tomar un baño de sol.
Otro lugar que te permite gozar de la playa y a la vez realizar un viaje de encanto es Monterrico. Antes de llegar a la playa deberás recorrer los canales de la Reserva Natural y apreciar los extensos bosques de mangle que son hábitat de especies como la iguana verde. Las lagunas, accesibles a través del canal de Chiquimulilla y cubiertas parcialmente por la variedad de junco conocida en Guatemala como tul, son el refugio de diversas aves migratorias y residentes.
Si no te gusta mucho el calor pero siempre estás en la búsqueda de una experiencia inolvidable con agua, te aconsejamos ir a las Verapaces. Allí se encuentran las grutas de Lanquín, cercanas a la comunidad del mismo nombre. Son las grutas más visitadas de Guatemala gracias a su accesibilidad. También te recomendamos darte un chapuzón refrescante en Semuc Champey, admirable conjunto de pozas escalonadas en el paisaje de un bosque nuboso, que han sido declaradas monumento natural.

En el altiplano del país se encuentra Chichicastenango, ciudad famosa por sus artesanías. Destacan sus tejidos, particularmente el huipil o blusa femenina, elaborado con tres lienzos confeccionados en un telar de cintura. Su colorido, así como sus diseños florales y en zig zag, aparece también en los tzutes o pañuelos ceremoniales, usados por los hombres como tocado de cabeza durante las fiestas.
La fabricación de máscaras talladas en madera ha hecho también famoso a Chichicastenango. Las máscaras son usadas por los danzantes en los bailes tradicionales, pero también son apreciadas también por su valor decorativo.
Hoy en día pocos mercados en el mundo son tan famosos como el de Chichicastenango, donde los días jueves y domingo se aglomeran miles de personas en un impresionante espectáculo que va más allá del intercambio comercial.

QUETZALTENANGO
Durante el siglo XIX, la Ciudad de Quetzaltenango desarrolló una intensa actividad comercial y artística que la colocó a la vanguardia de las ciudades centroamericanas. De esa época data el perfil neoclásico de edificaciones como el Teatro Municipal y los edificios administrativos alrededor del parque Centro América. Aunque de su época barroca sólo se conserva la fachada de su antigua iglesia, dañada por los terremotos, sus alrededores fueron la zona de paso de los conquistadores, y por ello existen edificios muy antiguos, como la primera iglesia construida en Guatemala, situada en Salcajá, o los templos barrocos de Olintepeque o Zunil.

TIKAL
Tikal fue uno de los centros urbanos más importantes del área maya en su tiempo, si no el más importante. Así lo muestran más de 3,000 construcciones que se extienden sobre 16 kilómetros cuadrados y que incluyen palacios, templos, plataformas ceremoniales, juegos de pelota, terrazas, residencias, plazas, calzadas y baños de vapor.

HONDURAS

Para los acuáticos
¡A la playa se ha dicho! Puerto Cortés es considerada la capital portuaria del país. Es mucho más que un puerto industrial, ya que si recorres una corta distancia encontrarás las aldeas garífunas de Travesía y Bajamar, famosas por sus grupos de baile.

Viajando hacia occidente encontrarás las playas de Coca Cola y un poco más adelante las mejores playas de la zona para disfrutar de la arena, el mar y el sol.
Si el viaje te está matando de hambre, no te preocupes ya que las garífunas ofrecen deliciosas y variadas comidas en la playa. Y mientras degustas los sabrosos platillos típicos de la zona, observa a los pesacadores internarse al mar.

Roatán es la mayor y más visitada de las Islas de la Bahía. Se encuentra situada al Norte de las costas de los departamentos de Atlántida y Colón, en el Mar Caribe. Puedes llegar a ella por mar o avión.
Guanaja, Utila, Barbaretta e islotes como Cayos Cochinos, son el departamento insular. Además de gozar el increíble paisaje, pues hacer muchas cosas como pasear en lancha, pescar, nadar, hacer caminatas, bucear y en las noches, observar la luna a la orilla del mar.
Más playa para los amantes del sol. La Ceiba es la tercera ciudad de importancia en el país y es cabecera del departamento de Atlántida. Es un puerto con playas caribeñas dotadas de una exuberante vida natural. Se le conoce como "la Novia de Honduras’’ por su hospitalidad. Allí encontrarás rápidos donde realizar intrépidas travesías.

Para los hidrofóbicos:
Tu estado de ánimo no puede ser mejor y se debe al ambiente tropical. San Pedro Sula es la segunda ciudad del país. Conoce sus orígenes visitando el Museo de Antropología e Historia, o el Parque Nacional El Cususco. Si quieres un recuerdo de tu viaje a esta ciudad puedes comprar coloridas artesanías en el Mercado Guamilito e Imapro.

La noche será divertida en la Zona Viva, localizada en la Avenida Circunvalación. Si se trata de tener una buena cena, estás hecho, ya que en San Pedro se encuentran muchos de los mejores restaurantes del país. También te recomendamos visitar los hoteles, donde existen verdaderas veladas que harán inolvidable tu estancia.
Copán es uno de los más importantes exponentes del Período Clásico de la civilización Maya.El sitio arqueológico está conformado por aproximadamente 4,000 estructuras, la mayoría de las cuales se encuentran aún por investigar.
La riqueza escultórica de los monumentos de lo que se conoce como el conjunto del "Parque Arqueológico de Copán" es la característica de mayor manifestación con relación a otros sitios del Area Maya. En parte, el estilo propio de la escultura copaneca se deriva de la accesibilidad que, en cuanto a material rocoso de menor dureza (contrita, toba volcánica de color verdoso) que tuvieron en los alrededores del sitio, los antiguos escultores locales así como la interacción que esta cultura sostuvo con grupos no mayas del centro de Honduras.
El "Parque Arqueológico de Copán", esta formado por: El Grupo Principal, los barrios de Las Sepulturas, El Bosque y otros complejos que se distribuyen por el valle, considerando complementarios al monumento, el Museo de Arqueología que se encuentra frente al parque del pueblo de "Copán Ruinas" y el recientemente instalado Museo de las Esculturas, así como un Sendero Natural y el Centro de Visitantes en la entrada al Grupo Principal.
La Arquitectura, Escultura y las artes menores contienen una historia de más de 400 años, en una ocupación prehispánica que tuvo sus primeros asentamientos desde el año 1200 a.de C.
El Monumento Cultural "Parque Arqueológico de Copán", fue declarado por la UNESCO desde 1980, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD, con lo que se ha constituido en un sitio importante y reconocido a nivel mundial, brindando la oportunidad de convertirlo en destino turístico.
En Copán podrás apreciar antiguas estructuras como el juego de pelota, la gran plaza, la escalinata jeroglífica y la acrópolis.


 NICARAGUA
Para los acuáticos
Las playas del Pacífico nicaragüense se encuentran alrededor de 305 Km empezando desde el golfo de Fonseca al Norte en la frontera con Honduras, hasta el Sur en la frontera con Costa Rica. Allí encontrarás gran variedad de lugares a dónde ir y practicar diferentes deportes como el surfing e incluso el avistamiento de tortugas marinas, que llegan a las hermosas playas nicaragüenses (La Flor y Chacocente) a depositar sus huevos.
Poneloya está a solamente 20 km de León. Este balneario es ideal para los "surfers" y amantes de los mariscos. Visita Las Peñitas y renta la lancha de un pescador para aventurarte hacia la Isla de Juan Venado.
Montelimar, a 50 km de Managua, es una playa ideal para el "windsurfing" y "Kayaking". La Boquita es una playa maravillosa con su propio centro turístico donde puedes disfrutar comidas agradables y buena música.
San Juan del Sur, a 30 minutos de Rivas, ofrece un ambiente de "ciudad puerto" más exclusivo.
 Es una bahía increíble, llena de gente contenta que acoge con una cálida bienvenida a los turistas. Ve de pesca, a pasear en veleros, a bucear o a practicar "windsurfing".
 Cerca de aquí esta la Reserva de Vida Silvestre Punta La Flor, una de las pocas playas del mundo donde llegan las tortugas marinas a desovar.

Para los hifrofóbicos
León fue la capital de Nicaragua durante el período colonial hasta 1857. En esta ciudad podrás contemplar muchos edificios coloniales, entre ellos la bellísima Catedral, la más grande de Centroamérica. Esta joya arquitectónia está decorada con dos impresionantes leones en el atrio y otros 4 alrededor de la fuente de la plaza central. En su interior hay bellos decorados en barroco, valiosos óleos y frescos, así como una imagen en madera de Cristo que data del León Viejo y la tumba del poeta Ruben Darío.
Deténte para visitar las Iglesias de La Merced, El Calvario, San Juan, San Francisco, San Juan Bautista de Subtiava y la Recolección cuyo interior es exquisitamente decorado. León es famoso por las bellas alfombras de aserrín elaboradas para la Semana Santa.
También te sugerimos visitar el Museo Rubén Darío, donde el poeta vivió su niñez. Treinta kilómetros al sur se encuentran las ruinas de la primera ciudad de León, destruida por un terremoto en 1610 y redescubierta en la década de los años 60.
Cerca a León también se encuentran los hervideros de San Jacinto. Son unos agujeros que lanzan intermitentemente agua proveniente de un río subterráneo calentado por el volcán Telica.
Rivas se encuentra ubicada estratégicamente entre la Costa del Pacífico y el Lago de Nicaragua y un poco más al sur de Granada. La Ciudad de Rivas posee gran significado histórico para Nicaragua y el resto de América Central. Cuenta con un Museo Arqueológico muy interesante y de hermosas iglesias que vale la pena visitar.
De Rivas se llega rápidamente a los puertos que conectan con Ometepe, la isla más grande del mundo ubicada dentro de un lago de agua dulce. Este es un sitio ideal para la práctica de deportes acuáticos, la pesca y las caminatas ecológicas. En Ometepe encontrarás petroglifos y estatuarias que hacen parte del importante tesoro precolombino nicaragüense.
A menos de 24 kilómetros al Sur de Managua, se encuentra el Parque Nacional Volcán Masaya. Es un volcán doble – Masaya y Nindirí – que ofrece cinco conos volcánicos. A 400 metros de profundidad en el cráter existe una fosa interna que constantemente lanza gases sulfúricos y ácidos que los vientos arrastran hacia el Pacífico. Es interesante observar cómo las aves se han adaptado a la vida en medio de los gases emanados por el cráter, lugar donde construyen sus nidos.
En el mercado encontrarás una gran cantidad de productos artesanales y manualidades tradicionales tales como grandes hamacas, vestidos bordados, tapices de mecate, cuero labrado, artesanías de madera, máscaras esculpidas y barro.
Fundada en 1524, Granada es la ciudad colonial más antigua en tierra firme del Continente Americano. Revive esos tiempos tomando un paseo en coche de caballo desde el Parque Colón y disfrute el paisaje granadino.
Visita las costas del Lago de Nicaragua y toma un paseo por barco en La Cabaña Amarilla o el Puerto de Asese para adentrarte en un increíble viaje ecológico entre 350 pequeñas islas, originadas por una antigua y violenta explosión del volcán Mombacho.
Planifica una gira a la Reserva Natural del Volcán Mombacho y disfruta de los bellos paisajes de la ciudad, las Isletas de Granada y del Volcán Mombacho desde sus dos miradores. Estando ahí también puedes recorrer los caminos naturales y aprender acerca de la flora y fauna.



 COSTA RICA
Para los acuáticos
Esta tierra ha sido privilegiada por la diversidad de naturaleza y belleza salvaje que posee. Recorre las diferentes áreas que puedes visitar en este país de ensueño.
El Caribe está lleno de vibraciones positivas y paisajes con una flora y fauna increíbles. Algunas de las playas a las que puedes ir son Playa Moín, ideal para largas caminatas; Playa Bonita, cuya belleza se refleja en las arenas amarillas y las olas fuertes, recomendadas para los amantes del surf; Playa Negra (Puerto Viejo) donde encontrarás las olas más fuertes conocidas como "Salsa brava", y Playa Manzanillo reconocida por sus bellos arrecifes de coral.

Las playas del Pacífico Central son magníficas para el surf. En el Pacífico Norte encontrarás playas bellísimas con acantilados.
 En Puerto Soley estarás en un rincón escondido con finas arenas color crema. En el Golfo de Papagayo puedes encontrar la Playa Ocotal; otra playa para disfrutar es Playa Tambor por su paisaje volcánico lleno de vegetación costeña.

Para los hifrofóbicos 
La máxima expresión de la belleza natural de Costa Rica la puedes ver en el Pacífico Sur, donde se encuentra la Biósfera La Amistad, que constituye el sistema montañoso más extenso de Centroamérica. En 1982 la UNESCO lo declaró Reserva de la Biósfera y un año más tarde en Patrimonio de la Humanidad.
En las llanuras y montañas del Norte se localiza el Jardín de las Mariposas Monteverde, así como el Serpentario de Santa Elena, donde puedes observar más de 25 especies de serpientes. Llegando al Parque Arenal verás que el atractivo del lugar se debe al volcán con el mismo nombre, y si tienes suerte verás las erupciones explosivas y lava de llamativo color rojo.
¿Te interesa acampar? En el Pacífico Norte puedes dar un paseo para conocer el Refugio Nacional de Vida Silvestre Junquillal, en donde verás aves marinas como pelícanos pardos y tijeras de mar, podrás ver al volcán Orosi y tomar un descanso acampando.

 PANAMA
Para los acuáticos
En Panamá puedes elegir si prefieres una playa apartada o una muy concurrida, de arena blanca y cristalinas aguas, cerca o lejos de la ciudad, de cálidas aguas tranquilas o especiales para surfear, profundas o no y con marea alta o no...
Son muchos de kilómetros de playas a lo largo de nuestras dos costas. En el mar Caribe, en las playas de la provincia de Bocas del Toro, en las islas del archipiélago, en la provincia de Colón, en Isla Grande, en San Blas.
En las islas del archipiélago se encuentran playas pequeñas o medianas y todas tienen arrecifes de coral cercanos. Para el coleccionista de conchas resultan muy atractivas. Las 367 islas de San Blas tienen playas; algunas son totalmente deshabitadas, donde puedes nadar y bucear en total tranquilidad y privacidad.

En la costa del Pacífico están las playas más largas y acondicionadas del país. Muy cerca de los centros urbanos se encuentran hermosas playas de arenas blancas acariciadas por azules y profundas aguas, y una densa vegetación tropical en sus cercanías. Algunas de aguas tranquilas, otras ideales para deslizarse sobre las agitadas olas en tablas de surfear. A menos de 1 hora en lancha están las Islas de las Flores, Taboga y no lejos de allí, Isla Contadora, a donde se llega rápidamente por avión. Ambas cuentan con instalaciones de hospedaje y también restaurantes.


Muy cerca de la ciudad de Panamá encontrarás las Playa Naos, Farfán, Kobbe, Venado, Veracruz, Punta Chame, Nueva Gorgona, Coronado, San Carlos, El Palmar, Río Mar, Corona. En Coclé puede disfrutar de las playas Santa Clara y Farallón. En Los Santos las puede gozar del mar y el sol en las playas Uverito, El Rompio, Pedasí y Venado, mientras que en Veraguas es reconocida la playa Mariato. En Chiriquí se destaca Las Lajas.
Entre las playas más desarrolladas figuran Coronado, con sus canchas de tenis, residencias veraniegas, restaurantes, villas de alquiler y condominios; el Turicentro de San Carlos, ideal para un día de playa y sol; Río Mar, que tiene un doble atractivo (mar y río), le ofrece cabañas y restaurante. El Palmar y Punta Chame tienen cómodas cabañas y restaurantes para pasar un fin de semana muy agradable. También Playa Corona, Santa Clara y Nueva Gorgona cuentan con facilidades e instalaciones apropiadas.

Para los hifrofóbicos 
En el Complejo Turístico Los Pueblitos, ubicado estratégicamente en las faldas del Cerro Ancón, punto más alto de la ciudad capital, están representadas las diferentes culturas y etnias que se desarrollaron a través de los años, desde nuestros aborígenes hasta la llegada de los españoles. También se encuentran grandes construcciones como el ferrocarril y el Canal de Panamá, una de las obras más grandes del mundo realizada por la mano del hombre.
Panamá se convierte en un crisol de razas y mezcla de costumbres que forman nuestro folclore, el cual se representa en cada uno de los pueblitos que conforman el Complejo Turístico Municipal.
Mi Pueblito representa la época colonial con una arquitectura muy típica de las provincias centrales. En él puedes encontrar una pequeña réplica de la Iglesia de Natá de Los Caballeros, primera iglesia de Panamá, cuyo Vía Crucis cuenta con más de cien años de antigüedad.
La típica "Casa de Quincha" se refleja en Mi Pueblito, dando muestra de la arquitectura rural construida a base de barro, paja y agua. Consta de una sola pieza en la que vivía toda una familia.
El Pueblito Anfroantillano fue construido como reconocimiento a los pobladores de las Antillas que llegaron a Panamá durante la construcción del Canal. Con ellos llegaron sus costumbres y tradiciones, que con el tiempo pasaron a formar parte de nuestra idiosincracia. Allí podrán conocer la réplica de la histórica Casa Muller, edificio construido a principios de siglo, el cual albergaba gran cantidad de locales comerciales que contribuyeron al desarrollo del pais. En su arquitectura destacan las casas construidas sobre pilares con el fin para protegerse de culebras y otros animales.
La Capilla Anglicana, originalmente ubicada en el barrio del Marañón, es hoy en día el Museo Afroantillano. Conserva reliquias tradicionales procedentes de Jamaica y Barbados.
Las Aldeas Indígenas muestran la forma de vida natural de nuestras culturas aborígenes como los Emberá-Wounnan, los Gnobe Bugle y los Kunas. Las cabañas que allí se exhiben fueron construídas por indígenas utilizando materiales auténticos, lo que crea la impresión de estar en una verdadera aldea aborigen.
Además de estos atractivos, Mi Pueblito alberga numerosas tiendas de artesanías, un restaurante, una refresquería y la atención de guías del sitio, que te brindarán toda la información necesaria para hacer tu estancia más placentera.
CENTROAMÉRICA
Bella Guatemala, bella Costa Rica,
Honduras y Nicaragua
 El Salvador
unidos por el amor
agarrados de las manos
como Centroamericanos
en esta tierra linda
en esta tierra de Dios.

Queremos fronteras libres
porque somos como hermanos
como centroamericanos
queremos paz y amor.

Ya no más niños con hambre
ya no niños de la calle
ya no más drogadicción
queremos educación.

Que paren guerras y conflictos
que exista la libertad
la alegría de un mundo nuevo
construyendo uno mejor
tierra de Rubén Darío
de Rigoberta Menchú
de Francisco Morazán
tierra linda del Quetzal.

Bella Costa Rica
Honduras y Nicaragua
Guatemala, El Salvador
unidos por el amor
agarrados de las manos
como Centroamericanos
en esta tierra linda en
esta tierra de Dios
Autor: Gustavo Adolfo Ajuria



Copyright ©  - Dinamarca Marzo del 2001-Creación y diseño:
 Wagner Fuentes Santisteban.All rights reserved